Nuestro equipo de abogados se ocupa de asesorar y resolver a nuestros clientes de cualesquiera situación que acontezca de un accidente o que de un accidente resulte.en el día de a día de las empresas con la mayor eficacia y seriedad.

El trato humano con nuestros clientes es la base de la relación abogado-cliente, en ningún momento va a estar sólo. Nuestro equipo cuenta con amplia experiencia el ámbito del derecho de daños y en la resolución de cualquier incidente que se plantee sobre un accidente.

La reparación del daño es la finalidad última de todo el derecho de daños, que tiene una función indemnizatoria. La punición del hecho negligente, o la prevención de hechos similares futuros, son finalidad de otros sectores del derecho (derecho penal, derecho sancionador, etc.). En el derecho de daños la correcta valoración del daño es lo fundamental, y no otras consideraciones (como la gravedad de la negligencia del causante, por ejemplo). La idea es que ese daño se “repara”, y se deja “indemne” a la víctima, como si no hubiera sufrido el daño, en la misma posición patrimonial y personal que tenía antes de sufrir el daño. Por supuesto, esta función podrá cumplirse con bastante satisfacción respecto de los daños patrimoniales, y difícilmente podrá alcanzarse para los daños personales.
Precisamente porque hay que determinar la suma que suponga la reparación del daño, la deuda por responsabilidad civil se caracteriza por su iliquidez.
Causado el daño, habrá que esperar en muchos casos a que este daño se consolide para poder determinar su alcance total; y una vez consolidado, habrá que valorarlo. Esto puede suponer un largo tiempo entre el daño y la reparación, durante el cual la deuda es “ilíquida”, y esta característica es muy relevante porque determina, entre otras cosas: que no existe obligación de pagar intereses sobre esa suma en el entretanto, dado que no existe una deuda determinada hasta entonces (in illiquidis non fit mora); y que no comienza el plazo de prescripción de la acción de reparación. Estas ideas generales requieren de una mayor precisión para cada caso concreto: así, puede darse un supuesto en el que los daños se van produciendo con manifestaciones parciales que, cada una de ellas, es individualizable y valorable de forma independiente. Pero en estos casos la jurisprudencia está de acuerdo en que la liquidez y el plazo de prescripción nacen desde la consolidación total del daño y la valoración final del mismo considerado en su globalidad. De otra forma se estaría perjudicando a la víctima. Hay que recordar, además, que no cabe plantear una demanda que solicite la liquidación de la deuda en el momento de ejecución de sentencia, de forma que ya al plantearla tiene que estar determinada la cantidad reclamada. Cuestión distinta es que el acreedor pueda, e incluso deba en algunos casos, ir indemnizando las diversas manifestaciones dañosas conforme vayan acaeciendo, y a la espera (y a cuenta) de la valoración final.

Si ha sufrido o padecido o es partícipe de algún modo de un accidente, podemos ayudarle. Contacte con nosotros y concerte cita con un abogado, sin ningún tipo de compromiso.


Servicios profesionales relativos a accidentes que ofrecemos en nuestro despacho de abogados:

  • Accidentes por acto u omisión.
  • Accidentes por negligencia.
  • Valoración del daño.
  • Reparación del daño patrimonial.
  • Reparación del daño personal.
  • Accidentes en concurrencia con contrato de seguro y con prestaciones
    públicas.
  • Responsabilidad civil por el hecho de otro.
  • Responsabilidad civil derivada de delito.
  • Responsabilidad civil del titular de vehículos.
  • Responsabilidad patrimonial de la Administración.

Si hay algo que nos reconoce, es la especialidad en materia de derecho de daños o en accidentes.

Estamos especializados en los aconteceres habituales de los accidentes. Tenemos todos los recursos posibles para entablar la mejor solución posible para sus intereses.

Confeccionamos, preparamos y adecuamos todo tipo de valoraciones de los daños producidos por un accidente.

Con las particularidades que se requiera, dado el accidente en concreto que se manifieste, dentro de la normativa imperante que determine la Ley y a los procesos judiciales o extrajudiciales que se presten habida cuenta el accidente acontecido y sus particularidades.

Los honorarios están sujetos a lo se requiere para una excelencia en el trabajo encargado.

Se calculan en base a una serie de elementos en conjunto, como pueden ser el tiempo invertido, la relevancia y la complejidad del accidente, los intervinientes, y/o la urgencia en la conclusión.

  • Estamos en el centro de Barcelona (España).

    Calle Trafalgar, 25, entresuelo 2da., CP 08010 Barcelona.

    Teléfono: 637 316 326

    Fax.:  932 691 510

    Contact PersonEscríbenos por WhatsApp.

    contacto@accidentes.legal